prahaga

REPÚBLICA CHECA: CONSEJOS PARA HACER NEGOCIOS

Los principales puntos fuertes de la República Checa son su posición geográfica, los costes laborales favorables y la facilidad para creación de empresas. El acceso a este mercado requiere preparación previa y los resultados no suelen ser inmediatos. Es conveniente tener presencia física propia bien a través de un representante o mediante una filial. 

La República Checa tiene el mejor índice de desempeño logístico entre los países de Visegrado. La red de carreteras y ferrocarriles checas es una de las más densas de Europa Central. Existen cinco aeropuertos, diez puertos fluviales, y más de setenta parques logísticos de grandes dimensiones. Existe un fuerte nexo de unión industrial entre el mercado checo y el español, sobre todo en maquinaria y equipo de transporte, productos alimenticios de animales vivos, y artículos manufacturados. La renta disponible per capita de las familias en 2017 fue la más elevada entre todos los países de la región aunque el consumidor y las empresas son muy sensibles al precio. 

El país checo dispone de buenos y desarrollados canales de distribución. Pero para mejorar el acceso al consumidor local es recomendable tener una página web en checo y en inglés. La red checa es un gran receptor de inversión extranjera directa en sectores como finanzas y seguros, industria manufacturera, transporte y almacenamiento, comercio y muchos más. En términos per capita supera en inversion a la mayoría de los países de su zona. 

Las empresas cuentan con escasa experiencia en paquetes de financias agrupados para grandes proyectos aunque destacan por su elevada capacidad técnica, por lo tanto aprovechando el knowhow español existe un beneficio mutuo de colaboración para acceder a proyectos comunitarios en el país.  En cuestiones culturales es recomendable ser puntual, sobrio, breve y cuidar las distancias. Al principio los empresarios checos pueden parecer fríos se debe dirigir a ellos de usted, e interesarse por su titulo académico.

Fuente